fbpx

Coronavirus, los datos que puedes compartir.

El coronavirus es un virus que puede causar diferentes afectaciones al organismo, la cuales varían desde un simple resfriado hasta unas más graves como lo es el síndrome respiratorio agudo severo. Las infecciones por esta enfermedad pueden cursar entre fiebre, tos y dificultad para respirar. Aunque existen casos de mayor gravedad en los que se puede presentar neumonía, insuficiencia renal, deficiencia respiratoria aguda e inclusive la muerte.
Este virus, como las demás infecciones respiratorias, puede transmitirse de animales a humanos y de humanos a humanos. Es más fácil encontrarse en riesgo de contagio al tratar regularmente con animales y al tener contacto con personas infectadas, como es el caso de enfermeros, médicos y familiares de un enfermo.
Es importante reconocer que la posibilidad de contagio no tiene de ninguna manera relación con alguna raza o etnia en particular. Alguien que esté contagiado y se encuentre en aislamiento médico, o que haya sido dado de alta médica de esta enfermedad, no representa amenaza a la salud de los demás mientras se sigan las recomendación para evitar el contagio.
Actualmente el riesgo de contagio en la Estados Unidos es bajo con tal sólo 150 casos confirmados por el gobierno de entre un población de varios cientos millones de personas. De cualquier forma es necesario buscar atención médica inmediata si se cuenta con cualquiera de los siguientes síntomas: tos, fiebre o falta notoria de respiración, ya que el diagnóstico rápido como en cualquier otra enfermedad respiratoria severa facilita la atención médica y su eficacia.
Por el momento el país con más personas contagiadas es China, con más de 80,000 casos. Mientras hay otros países a los que apenas está llegando, como México en donde sólo se han registrado a la fecha 5 casos.
Hasta ahora no existen vacunas para la prevención de este virus. Ni un tratamiento específico, por lo que de momento se trata con cuidados paliativos (“supportive care”).
Algunas recomendaciones para evitar el contagio o propagación del virus son: lavarse las manos con regularidad, evitar tocarse los ojos, nariz y boca sin haberse lavado antes las manos. Cubrirse la boca y nariz al estornudar o toser, y asegurarse de que al comer carne, ésta se encuentre bien cocida. Evitar contacto con personas que lleguen a exhibir algunos de los síntomas antes mencionados.

Live Feed
Privacy Policy
Reviews