Está estimado que aproximadamente 98,000 Americanos mueren cada año a causa de un error médico. Pero sorprendentemente, sólo un tercio de todos los casos por negligencia médica llevados a juicio, terminan en favor de la víctima. La razón es porque los casos de negligencia médica son difíciles de comprobar. En muchas situaciones, termina siendo la palabra de la víctima contra la del médico, y con un equipo de abogados expertos de lado del hospital puede ser difícil demostrar que una lesión o enfermedad grave fueron causadas por la negligencia del médico.

Si es tan difícil de comprobar, cómo sabes cuando es necesario llamar a un abogado de negligencia médica?

Como puedes imaginar, puede ser difícil juzgar si el doctor(a) o enfermera(o) son culpables. Pero si tu sabes que tu lesión o enfermedad ocurrieron como resultado directo de la negligencia de un doctor(a) o enfermero(a) , puedes levantar una demanda en contra de ellos. Los incidentes más comunes de un caso de negligencia médica que pueden ser comprobados frecuentemente son:

  • Una lesión que ocurre durante cirugía
  • Al paciente se le dio la cantidad equivocada de anestesia
  • Al paciente se le recetó la medicina equivocada
  • El doctor falla en diagnosticar una enfermedad que debió ser reconocida
  • El paciente contrae una infección en el hospital o en el consultorio del doctor
  • El paciente no es informado sobre posibles riesgos o consecuencias de un tratamiento o cirugía

Si alguna de estas situaciones son similares a tus lesiones o enfermedad, es probable que puedas demandar a tu médico. Es esencial que llames a un abogado de negligencia médica en cuanto sepas que tienes un caso válido. Ellos te pueden aconsejar sobre los siguientes pasos a tomar y confirmar que tu demanda puede ganar.

Sin embargo, antes de que se tramite la demanda, hay algunos pasos que se deben seguir que es probable que tu abogado te sugiera:

Contactar al medico responsable:

Antes de tramitar una demanda, es buena idea llamar al médico con el que trabajas. En muchos casos, si algo va mal, la mayoría de los doctores trabajaran para arreglar el problema, libre de costo, si existe algún remedio. También es necesario que entiendas que ha pasado y ver si hay algo que se pueda hacer para arreglar o detener el problema. En los mejores casos, tu médico tomará el camino para arreglar o detener la enfermedad sin cobrarte. En esta situación no es necesario tramitar una demanda, y podrás resolver el problema sin costo alguno.

Habla con la Junta Médica:

Si hablas con tu doctor y es incapaz o no quiere ayudarte, considera contactar a la Junta Médica responsable por tu doctor(a), enfermera(o) u hospital. Aunque no tienen el poder de compensarte, te pueden decir como proceder con tu caso, y pueden tomar medidas disciplinarias en contra del médico culpable.

Entender que tu demanda tiene un limite de tiempo:

Aunque las dos cosas mencionadas anteriormente son importantes pasos para establecer un caso de negligencia médica sólido, es bueno saber que cada demanda por negligencia médica tiene un limite de tiempo. Esto es llamado “ Estatuto de Limitaciones,” estos límites significa que tienes que tramitar tu demanda dentro de cierto tiempo después de que ocurrió la enfermedad o lesión. Si no cumples con estos estatutos de limitaciones, te arriesgas a perder tu derecho a una compensación monetaria por tu caso. Esta es una de las razones principales por las que debes de contactar de inmediato a un abogado confiable. Ellos sabrán cuánto tiempo tienes para tramitar tu demanda, y te aconsejaran sobre tu caso. Un abogado de negligencia médica dedicado se asegurará de que no te pierdas ninguna fecha importante, y te ayudarán a seguir adelante con tu caso.

Consigue Asesoría Médica:

La mejor manera de comprobar tu caso es mostrar que has confirmado con un médico que tus lesiones si existen y que fueron causadas directamente por negligencia. Para hacer esto, y ayudar a tu caso, es buena idea que veas a otro medico y que revise tus registros médicos, y certifique que tu médico original se desvió de la práctica médica aceptada. Si se reconoce que la desviación causó la lesión, tu abogado puede tramitar un certificado de mérito, que confirma que has visto a un médico experto que está de acuerdo con la demanda por negligencia médica.

Considerar un Acuerdo Extrajudicial:

Es importante recordar que solo un pequeño porcentaje de demandas por negligencia médica terminan a favor de la víctima. Las compañías de seguros de negligencia médica rechazan todas las demandas que pueden, lo cual significa que usualmente lo mejor para ti es resolver todo con un acuerdo extrajudicial, si es posible. Si no, podrías arriesgar no tener un caso. Esto, por supuesto, no aplica a todos los casos, y depende de cada situación. Si tienes un buen caso, puedes pedir una mayor compensación, pero esta es otra razón por la cual necesitas tener un abogado de negligencia médica sólido. Ellos te van a poder aconsejar cual es el mejor camino, considerando todas las opciones.

Recuerda que cualquier buen abogado de negligencia médica te ofrecerá una revisión o consulta inicial gratuita. Aquí, podrás hacer todas las preguntas que quieras, y tendrás una asesoría justa sobre las oportunidades con tu demanda por negligencia médica. Es una buena idea hablar con un abogado que tiene experiencia con casos de negligencia médica y también tener opiniones de otros abogados expertos. Las demandas por negligencia médica son muy subjetivas y requiere de mucha consideración, por lo cual debes asegurarte de tener un abogado en el que confías, que te ayudará durante todo el proceso.

Si has sido víctima de negligencia médica, consigue la ayuda profesional que necesitas hoy. Como un despacho con experiencia en negligencia médica, el despacho de abogados Epstein está aquí para ayudarte a navegar por este largo y confuso proceso que es una demanda por negligencia médica. Hemos manejado un gran número de casos de negligencia médica satisfactoriamente y estamos felices de poder ofrecerte asesoría honesta sobre tu caso. Para tu evaluación de caso gratuita, llama a nuestra oficina al 773-522-7000, o has una cita en línea hoy!

Obtener ayuda legal
close slider
  • :