Descubren autoridades fronterizas narco-túnel más largo registrado

El tráfico de drogas entre Estados Unidos y México por la delincuencia organizada es un negocio ilícito que ha crecido exponencialmente en los últimos años.
Las organizaciones criminales gastan millones de dólares en el tránsito de drogas al mercado americano. Al mismo tiempo los gobiernos de estos dos países dedican millones en recursos para intentar detener el tráfico.
Por el incremento en la seguridad fronteriza, desde aumentar el número de patrulleros hasta utilizar drones de combate y reconocimiento; los traficantes de droga se han visto obligados a crear nuevos y creativos métodos para movilizar su mercancía.
El número de túneles, descubiertos el año pasado por las autoridades fronterizas, que se extienden por debajo de la frontera y que cruzan del territorio mexicano a americano asciende a más de 200.
Este miércoles 29 de enero se dió a conocer por la patrulla fronteriza (fuerza de tarea de túneles fronterizos) de San Diego, después de una investigación de casi medio año, un túnel clandestino con una longitud de más de 1.3 kilómetros. Este túnel conecta a California con Tijuana, se encontró inundado y cuenta con dimensiones de 1.5 metros de alto y unos 60 centímetros de ancho.
Hasta ahora es el narcotúnel con mayor longitud registrado. A pesar de que el costo de opercación todavía se desconoce, la magnitud y sofistificación de la obra lo hacen único al compararlo con otros anteriormente descubiertos por las autoridades. El túnel contaba con un sistema de aire acondicionado, elevador, sistema de rieles, sistema de iluminación, suministro eléctrico, drenaje y un furgón comúnmente utilizado en la industria minera.