Si se ha lesionado en el trabajo y piensa presentar una demanda de indemnización laboral, debe asegurarse de hacerlo de la manera correcta; de lo contrario, podría poner en peligro la demanda y terminar dañándose aún más, hablando tanto literal como figuradamente. ¿Cuáles son los principales errores que debe evitar al presentar su demanda de indemnización laboral? He aquí unos cuantos:

No actuar de inmediato

Si usted sufrió una lesión en el trabajo, debe actuar tan pronto como sea posible. Informe de su lesión de inmediato a su jefe y a otras instancias relevantes en su lugar de trabajo, de inmediato. Tampoco debe esperar a ver a un médico, vaya tanto pronto como le sea posible a que lo revisen. Actuar de inmediato puede ayudarle a prevenir lesiones o problemas a futuro, que pueden surgir si el problema no es atendido y le ayuda en caso de que su empleador o su compañía de seguros hagan caso omiso o cuestionen la validez de su demanda.

No visitar al médico

Si no ve a un médico, no existirá un registro oficial, verificado por un experto, de su lesión y eso lo deja a usted vulnerable ante su empleador, si éste alega que su lesión no fue real. Adicionalmente, no ver a un médico significa que usted no conocerá la gravedad de su lesión: podría ser peor de lo que usted cree y podría requerir de un tratamiento o de un tiempo de descanso en el que no debe de trabajar para evitar una nueva lesión.

Falsificar sus síntomas

Usted puede creer que exagerando la gravedad de sus síntomas aunque sea un poco, le tomarán más en serio o que quizá sólo obtendrá un día o dos extra sin tener que trabajar, pero la verdad es que cualquier mentira o exageración puede poner en duda toda su demanda. Si se falsificó un síntoma ¿cómo demostrará que usted no inventó todo el asunto? Sea totalmente honesto sobre su lesión y sus síntomas.

No elegir a su propio médico.

Cuando usted dice que se lesionó en el trabajo, la compañía donde trabaja probablemente le haga ver a un médico específico. No piense que esta es la única opinión médica que usted debe obtener: vea a su propio médico también. La lamentable verdad es que el médico al que le enviará su compañía lo paga la misma y podría actuar en el mejor interés de la empresa, y no en el de usted. Una opinión médica objetiva es fundamental.

Actuar contra las órdenes del doctor

Si usted no atiende lo que el médico le dice que debe hacer para tratar su lesión, esto podría poner en riesgo su demanda de indemnización laboral. Su empleador podría entonces alegar que sus lesiones resultaron de no haber seguido las órdenes del médico y que, por tanto, son culpa de usted. Además, el no seguir las órdenes del médico podría provocar lesiones adicionales o una nueva lesión, que usted obviamente desea evitar, por su propio bien.

Si usted comete cualquiera de estos errores, podría no lograr una demanda de indemnización laboral exitosa, lo que generaría graves dificultades económicas para usted, así como problemas de salud y problemas en el trabajo. Si se lesiona en el trabajo, asegúrese de denunciarlo de inmediato; vea a un médico, consiga una segunda opinión de su médico, si vio a un médico de la compañía; sea ​​honesto sobre sus síntomas; y siga las instrucciones de su médico en cuanto a atención y tratamiento. No hacer lo anterior podría dañarlo nuevamente.

Si está preocupado por su demanda de indemnización laboral, llame a nuestros abogados de Epstein. Contamos con décadas de experiencia en el manejo de demandas de indemnización laboral, y nos dará mucho gusto contestar cualquier duda que usted pueda tener.

Obtener ayuda legal
close slider
  • :