fbpx

Estados Unidos se enfrenta a posible nuevo cierre.

14 de julio del 2020.

Mientras el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, continúa con sus esperanzas de reelección, los líderes estatales y locales están revirtiendo abruptamente las aperturas estatales que había exigido Trump, por lo que Estados Unidos se convirtió en el epicentro de coronavirus en el mundo.

Al enfrentarse con una crisis en la cual se afirmaba que lo peor ya había pasado cuando los hospitales se encontraban en su máxima capacidad.

Ahora mientras muchos estados comenzaban a abrir de nuevo se están enfrentando a un nuevo brote de casos que alcanzan los 60,000 al día en todo el país, por lo que muchos líderes ahora tienen pocas opciones y entre ella deben priorizar la ciencia sobre la política y sin escuchar el enfoque del presidente.

En Texas, el alcalde (D) Sylvester Turner, propuso un cierre de dos semanas después de que el gobernador (R) Greg Abbott, planteó la posibilidad de la implementación de medidas estrictas para la reapertura.

En California, el gobernador Gavin Newsom, ordenó el cierre de todos los restaurantes interiores, bodegas, cines, zoológicos, museos y cerró todos los bares.

Florida, el sábado estableció el récord para cualquier estado con nuevos contagios en un solo día y ahora tiene más casos de covid-19 que todos menos ocho países enteros.

Live Feed
Privacy Policy