Los restaurantes son zonas de peligro: hornos calientes y utensilios de cocina; agua hirviendo para lavado de trastes; tomacorrientes cerca de los fregaderos; superficies mojadas; bandejas, bolsas y cajas pesadas; personas corriendo por todas partes; cuchillos afilados; y alergénicos alimentarios. No es de extrañar que los empleados de restaurantes tengan probabilidades de sufrir lesiones, aunque dado que estas lesiones son tan comunes, muchos empleados no las denuncian. Si se lesiona en el trabajo en un restaurante, aquí aparecen las lesiones por las cuales debería presentar una reclamación de compensación de los trabajadores:

Cortaduras graves

El 22% de las lesiones en restaurantes obedecen a cortaduras y heridas punzantes. En el ambiente acelerado de la cocina durante las prisas de la cena, resulta fácil que se le resbale un cuchillo o que alguien que pase a su lado lo empuje, produciendo una cortadura grave. Los platos y vasos rotos también son un peligro de laceración y pueden causar lesiones graves. Si bien puede no reportarse una cortadura pequeña con un trozo de vidrio, cualquier cosa que sea lo suficientemente grave como para causar una infección, limitar el uso de su mano u otra parte lesionada de su cuerpo, o si se corta un dedo u otra parte de su cuerpo, deberá informarlo de inmediato a su supervisor y llenar una reclamación de compensación de los trabajadores, puesto que su capacidad de trabajar o su salud personal podría verse severamente afectadas.

Quemaduras graves

Las quemaduras y escaldaduras están a la altura de las cortaduras, con un 13 % de las lesiones en restaurantes, y pueden tener enormes consecuencias. Las heridas por quemaduras y escaldaduras no solo causan dolor y limitan su capacidad de trabajar, sino que además, pueden dejar cicatrices permanentes o desfigurarle. En tales casos, los beneficios de la compensación de los trabajadores pueden cubrir no solo los salarios caídos y costos médicos, sino también pueden compensarle por la desfiguración permanente o las cicatrices que afecten su vida futura.

Lesiones por uso repetitivo.

Si bien tal vez no sean tan obvias como las cortaduras y quemaduras, las lesiones por uso repetitivo pueden definitivamente ocurrir en el ambiente de la cocina. De la misma manera en que la captura de datos y la escritura a máquina o el montaje de piezas pequeñas en una fábrica pueden ser causa del túnel carpiano, los movimientos pequeños, como picar, se repiten una y otra vez. Adicionalmente, levantar bolsas de papas pesadas o meter charolas pesadas con pan en el horno varias veces al día durante años, puede causar lesiones en la espalda por el estrés repetido. Estas también son lesiones en el lugar de trabajo y merecen tratamiento como tales, por lo que si sufre una lesión por el uso repetitivo de sus obligaciones laborales, debe presentar una reclamación de compensación de los trabajadores, para recibir beneficios y cubrir sus gastos médicos por el tratamiento de dicha condición.

Si se lesionó cuando trabajaba en un restaurante, merece una compensación por sus costos médicos. Póngase en contacto con la firma de abogados Epstein para comentar su situación.

¿Listo para hablar con nosotros?

Es importante que usted sepa que cuando usted habla al Bufete de los Abogados Epstein para una consulta gratuita, usted va hablar directamente con una persona que puede darle las respuestas que usted necesita.

Obtener ayuda legal
close slider
  • :