fbpx

México es deficiente en prestación de servicios por seguridad social

Por análisis realizado por la Auditoría Superior de la Federación, se determinó que sólo el 40% de los mexicanos tienen un acceso efectivo y derecho a los servicios de salud, pensión y vivienda. 

 

Y siendo que estas prestaciones están limitadas a una minoría de la población laboral del sector público. Y que los beneficios brindados a estos grupos no se encuentran correctamente regulados. Se considera que es un sistema financieramente insostenible. Cuyas repercusiones son cada vez más notorias, especialmente en las instituciones de gobierno. A la luz de que por la Cuenta Pública de 2018, se indicó que 66 instituciones públicas, IMMS, ISSSTE, CFFE, entre otras, sufren de problemas financieros, en parte por emplear un mal sistema de pensiones.

 

Con motivo de que no hay un equilibrio entre los beneficios que ofrecen a sus trabajadores y la forma en que financian esos beneficios. Como es el caso de las universidades públicas, que tienen un sistema para determinar qué beneficios darán a sus trabajadores, pero no cuentan con un sistema respectivo para determinar cómo serán fondeados esos beneficios. 

 

Por lo que es necesaria un cooperación entre trabajadores y patrones para crear una relación equilibrada entre lo antes mencionado. Y no sólo en el sector público, sirviendo esta opción para prever el mismo problema en el sector privado. Siendo un posible solución a esta problemática, que los trabajadores aporten un mayor porcentaje proporcional, en vista de los beneficios que reciben. 

 

Se consideran otros factores, que agravan el problema en la relación entre el fondeo y la prestación de beneficios a los trabajadores, como las simulaciones de contrataciones, con esquemas permanentes de honorarios y esquemas de outsourcing. Considerando que en sí mismas, las aportaciones de seguridad social son insuficientes para sanear los costos de los beneficios brindados por los trabajadores. 

Live Feed
Privacy Policy