fbpx

La rabia es una enfermedad que actualmente se encuentra extendida en muchas regiones del globo, ésta ocasiona anualmente casi 60,000 muertes en el mundo; la mayoría de estos casos son causados por la exposición a animales domésticos. La rabia es un virus letal que afecta principalmente a los sectores más vulnerables y pobres de la población, especialmente en los continentes de Asia y África.

En lo que incumbe al continente americano, la rabia se ha reducido en casos humanos en un 95% a partir de finales de la década pasada. De forma diferente a la norma del mundo, en Estados Unidos el 90% de los casos conocidos por los Centros de Control de Enfermedades o CDCs son ocasionados en área rurales por contacto con animales salvajes, como lo son los murciélagos y los zorrillos. Esto es porque en EUA han sido muy efectivos los programas de prevención de infección en la casa, con las mascotas, y porque la atención médica es mejor en comparación con muchos otros países.

Actualmente las muertes producidas por contagio de rabia en Estados Unidos son poco comunes, entre 1 y 2 al año. A diferencia de hace 50 años en donde promediaban las muertes por rabia en este país en alrededor de 100 personas al año.

La rabia es un virus que puede transmitirse por mordedura o exposición directa, como saliva o sangre. Puede existir un lapso entre el tiempo en que hay exposición y el momento en que empiezan a surgir los síntomas en el cuerpo; este periodo es conocido como periodo de incubación y puede durar meses o inclusive semanas, dicho periodo varía dependiendo según diferentes factores; como lo es el lugar en que se encuentre la mordedura; entre más lejos del cerebro se encuentre el área de afectación, más se prolongará la incubación del virus.

Inclusive es posible que una persona contagiada y dentro del periodo de incubación, considere que es inmune a la rabia por un mal diagnóstico; lo cual pasa pero es muy poco común. Y esto tenga una consecuencia letal. Sobre todo cuando los primeros síntomas de esta enfermedad parecen ser obvios diagnósticos de gripe o influenza, porque entre la patología se encuentran los síntomas de: dolor de cabeza, fiebre, malestar físico y debilidad.

La rabia empieza a diferenciarse de la gripe con el paso del tiempo, conforme se agudiza la enfermedad. Con unos cuanto de días de contagio pueden observarse síntomas como alucinaciones, delirios, agitación, insomnio, y ansiedad. De ignorar los síntomas por un periodo prolongado y no tratarse la rabia suele tener consecuencias mortales; son contados los casos en que los infectados han buscado ayuda después de ignorar el virus pasados algunos días y que hayan sobrevivido.

En una noticia relevante y en buena hora entregó la Organización Panamericana de la Salud certificado a México, como una validación reconocida por la Organización Mundial de la Salud de que en este país se ha erradicado por completo la trasmisión de rabia a humanos proveniente de perros y gatos.

Este reconocimiento es el fruto de que desde el año 2006 hasta la fecha no se ha registrado ningún caso de rabia humana en el país. Así como el hecho de que durante todo el 2019 no se ha presentado ningún caso de rabia en perros y gatos.

El certificado se dió con la validación de un grupo de expertos de la OMS que realizaron visitas desde finales del año pasado para comprobar que México hubiese cumplido con todos requisitos establecidos por la Organización Mundial de la Salud y que efectivamente no existiera registro alguno de casos de rabia en el país.

Según el representante de la Organización Mundial de la Salud en México: “La OMS considera que un país está libre de rabia tras 2 años de no registrar transmisión a humanos. Sin embargo, no existía hasta ahora un proceso para validar el logro de esta meta, algo que fue desarrollado por la OPS/OMS, y que México fue el primer país del mundo en iniciarlo”.

Es un logro de prestigio internacional para México y para su sistema de salud humano y veterinario. Porque es el primer país del mundo en adquirir este reconocimiento. No obstante, es un tarea que no ha terminado. Mientras el virus de la rabia en animales silvestres todavía exista, y sea una condición mucho más difícil de tratar y medir.

Obtener ayuda legal
close slider
  • :