fbpx

México resbala en desigualdad

El índice de desarrollo humano de la ONU se implementó por primera vez en 1990. Este busca medir condiciones como la longevidad de los habitantes, su acceso a la educación y a un ingreso suficiente para cubrir necesidades básicas que permitan un vida digna, para determinar el progreso social de los países.

El desarrollo de un país no puede ser medido únicamente por su crecimiento económico. Se deben de considerar otros factores, como el es la posibilidad de los individuos de desarrollarse para alcanzar una vida de plenitud.

Se consideran 3 factores principales:

Índice de Salud: Busca, idealmente a nivel internacional, que se llegue a los 20 años de expectativa de vida al nacer y a una máxima de 83 años.

En el caso de México la esperanza promedio de vida para el 2017 fue de 77 años y la tasa de mortalidad de casi 5%.

Índice de Educación: Mide el progreso de un país tomando en cuenta los años promedios de escolaridad y los años que se esperan de escolarización.

Índice de Ingreso: Es un sustituto de los demás factores que no se reflejan en el tiempo esperado de vida, ni los conocimientos académicos adquiridos.

En México el IDH ha sido un indicador importante, publicado de manera anual, para medir el bienestar de la población desde el año 2002. Es importante señalar que conforme han pasado los años el índice busca analizar más información que la de sus criterios principales.

Mientras que en el año 2017 México se encontraba en el puesto 74 de la tabla correspondiente a los países analizados por la ONU. Pasó en 2018, al puesto 76. Contrario a su tendencia de las últimas décadas por la que se veía una mejora constante en el ranking anual.

En un segmento específico del estudio, en donde se mide la desigualdad en los ingresos de las personas, cayó 14 puestos de un año a otro. Lo cual considera la ONU, tiene un impacto grave en el brechas educacionales y acceso a oportunidades.

El informe advierte que otros países de la región que bajaron de puesto en el índice cuentan de igual manera con una situación grave de desigualdad, incluyendo a Chile, Argentina, Venezuela y Bolivia. Considerando a latinoamérica como la segunda región más desigual en el mundo en lo que a ingresos y oportunidades interesa, después de África Central.

Otro dato relevante presentado por el informe que rodea el tema de la de desigualdad, expresa que en México 52 millones de personas viven en la pobreza y en los últimos 10 años, en lugar de disminuir este gran segmento de la población, aumentó en 3 millones de personas.

Live Feed
Privacy Policy
Reviews